Cómo lidiar con la muerte de un ser querido

Cómo lidiar con la muerte de un ser querido

Hace poco “perdí” a una de las personas más importantes de mi vida: Mi Padre. Y pongo “perdí” entre comillas porque realmente nunca pierdes a nadie que trasciende de este plano y más si es alguien querido, con el que tienes historia. Mi padre fue el mejor padre del mundo para mi. Siento que yo soy vivo ejemplo de su legado en este mundo. Y aunque se que es difícil lidiar con el dolor ocasionado por la pérdida de un familiar, hoy quiero contarte como yo lo he manejado, esperando que sirva de apoyo para alguien que esté pasando por la misma situación.

Y como lo que mejor se hacer es escribir, y me viene como herencia de mi padre, aquí te dejo este artículo escrito desde mi alma para la tuya.

Aceptar

Nada nos prepara para la muerte. Nadie nos explica que es parte del ciclo de la vida. Vivimos en una sociedad que intenta esquivar el tema de hablar de “asuntos dolorosos” como la muerte. La verdad es que la muerte es tan importante como la vida y, junto al hecho de que estamos vivos, es lo más seguro que tenemos. Cuando alguien a quien amamos se nos va, sufrimos mucho porque no entendemos ni mucho menos aceptamos el proceso y eso es precisamente porque no lo vemos como algo natural. Entender que es parte de la vida nos ayudará a aceptarlo como tal. No lo hará menos doloroso, créeme, pero será más fácil ir entendiéndolo.

 Confiar

Aquí va uno de mis más grandes consejos cuando de despedir a alguien se trata, y es lo que me ha tenido de pie todos estos días de luto: Confiar. Practicar la confianza en que todo lo que ocurre, ocurre por una razón es algo que te ayudará mucho cuando debas enfrentarte a la despedida de tus seres queridos y entender que se fueron porque su misión en el planeta ha terminado. Tener la certeza que donde están, están mejor y felices. Y por sobre todo saber que no nos quieren ver tristes y deprimidos por siempre. Confiar en que Dios obra de maneras maravillosas y llama a las personas cuando de verdad las necesita allá arriba, es algo que te dará consolación.

Apoyar

Contar con el apoyo de tus seres queridos en este momento será crucial. Como también lo será ser tú el apoyo para aquellas personas que están sufriendo la pérdida junto a ti. No es momento de reproches ni de culpas, es momento de unión, porque juntos se puede sostener más la fé, la fuerza y salir del dolor. Es imperante que estes rodeada de personas que te apoyen y ayuden a transitar tan difícil momento. Déjate apoyar y apoya tú también.

Mantenerte ocupada

En los días posteriores a la pérdida, habrá una tendencia a la tristeza y la depresión. Hay que sacar fuerzas para enfocar la mente en otra actividad. Mantenerte ocupada te ayudará a lidiar mejor con los sentimientos. Bajo ningún concepto te estoy sugiriendo que dejes de vivir tu tristeza. La tristeza es parte del luto y hay que vivirla para sanar. Lo que te quiero decir es que trates de buscar otras actividades que puedan ayudarte a tener la mente enfocada en algo más. Verás que con el tiempo se irá aliviando el dolor, pero siempre que sientas que quieres llorar, hazlo. Es sanador.

Honrar

Trae a tu mente solo pensamientos de alegría vividos junto a esa persona. Es momento ahora de conectarte con ella a través de otro medio de comunicación. Los sueños, por ejemplo, son un canal de comunicación para saber de las personas que se nos han ido. Está atenta a los sueños pero en lo que te sientas bien, ríndele tu propio homenaje, ya sea meditando, sosteniendo una conversación mental con la persona, escribiéndole una carta, orando o realizando alguna actividad que en vida hacían juntos. Esta fase no es inmediatamente después de la muerte de alguien. Ten en cuenta que tomará tiempo para que llegues aquí. Pero una vez que lo logras el dolor se aplaca un poco, porque sientes que esa persona siempre vivirá en ti, en las cosas que solían hacer juntos y que siempre que quieras podrás hablar con ella o conectarte con ella a través de la meditación o de la oración.

En algún momento, tarde o temprano, todas experimentamos la tristeza de despedir a alguien que amamos. Es parte de la vida, pero lo importante es estar lo más “preparada” posible y hacer el trabajo de entender que la muerte es parte de este maravilloso viaje que llamamos VIDA. Me gustaría saber cómo has lidiado tu con estas experiencias y si te ha tocado vivirlas. Me encantaría leerte abajo en los comentarios.

 

Un abrazo grande,

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *