La mamá desesperada del Instagram

La mamá desesperada del Instagram

Mi nombre es Yomagda Rengel. Soy mamá de un little monster y trabajadora full time, especialista en redes sociales, emprendedora, estratega de contenido social, fotógrafo y diseñador gráfico freelance. También soy esposa, hija, mujer, corredora, soñadora, un poco ansiosa y, sobre todo, mamá desesperada.

 

De todos los roles que me ha tocado tener, ser mamá fue el que me puso los pies en la tierra ¡y de qué manera! Me sacó totalmente de mi zona de confort y me lanzó a un mundo desconocido, donde absolutamente NADA es lo que parece y, cuando piensas que ya agarraste el hilo de una cosa, tienes que empezar desde cero con otra. 

 

La maternidad te hace más vulnerable, humilde, paciente y comprensiva. Te quita el control de las situaciones y de ti misma…te obliga a reinventarte. 

Todas estas cosas que he vivido en mi nuevo rol NADIE me las advirtió. Nunca nadie me dijo que la maternidad podía ser tan dura, tan difícil. Siempre escuché lo bonito de tener un hijo, de la conexión, del amor infinito. Omitieron hablar de la depresión posparto, la ansiedad y de lo difícil que podía ser amamantar. También se les olvidó mencionarme que la tranquilidad nunca vuelve, porque le cuidamos a nuestros hijos hasta la respiración. 

A mí no me hablaron de la soledad, de la falta de comprensión, de la inseguridad y de la culpa que te embarga en cada movimiento que das y cada decisión que tomas. Ahora, estás bajo el dedo acusador de cada persona que te rodea. Si trabajas, estarás ausente en la vida de tus hijos. Si te quedas en casa, estás desperdiciando tu vida. Cuando amamantas por mucho tiempo, eres co-dependiente, sobreprotectora y loca. Si no amamantas, eres egoísta. Si duermes con ellos, es porque no quieres a tu pareja. Si tus hijos duermen en su cuarto, los estás dejando solos muy rápido. No importa lo que hagas ni cómo lo hagas, para alguien siempre estarás haciendo algo mal. 

La necesidad de gritarles que no están solas a estas mujeres que se sienten como yo me carcomía. Necesitaba decirles que todas nos sentimos juzgadas y cansadas. Todas estamos perdiendo la cabeza, solo que unas lo gritamos a los cuatro vientos y otras prefieren omitirlo.

Soy una mamá totalmente desesperada por dormir, por una noche libre, por unas horas de silencio y por tomarse un café caliente. No obstante, también soy la mamá desesperada por información, por crecer, por superarse, por ser la mejor mamá, la mejor esposa, la mejor profesional y la mejore versión de mi misma que le pueda dar al mundo.

Bienvenidos a la maternidad sin filtro y a mí manera.

Leave a comment

Send a Comment