Lima, la ciudad a la que siempre querrás volver

Lima, la ciudad a la que siempre querrás volver

Ir a Perú significa rodearse de estructuras coloridas, ritmos contagiosos y gente sonriente. En Lima se come DI-VI-NO y bastan pocos días para enamorarse de la ciudad y sus alrededores.

Lima, como muchas ciudades de Latinoamérica es peligrosa. Esta vez viajé sola y contrario a lo que todo el mundo decía, ¡me sentí segura!

Tomé un vuelo de tres horas desde Santiago de Chile, llegué al aeropuerto Jorge Chávez y compré un ticket en Airport Express, el servicio de buses que te lleva desde y hacia el aeropuerto.

Cada ticket cuesta 20 soles, las salidas son cada 60 minutos y tiene paradas cerca de los principales hoteles y hostales del distrito Miraflores. ¡Tomar un taxi particular podría costar hasta 70 soles!

Me alojé en el Ibis Miraflores, ubicado a media cuadra del Servicio Metropolitano de Transporte, 10 minutos de caminata hasta Malecón de la Reserva y el centro comercial Larcomar.

Viajar en el metropolitano es toda una aventura. El sistema une los distritos Chorrillos con Independencia, y atraviesa los más frecuentados por turistas: Barranco, Miraflores y San Isidro. Si deciden usarlo, tomen en consideración que cada viaje cuesta 2,50 soles y la tarjeta para pagar los viajes cuesta 5 soles. Una buena opción es pagarle los 2,50 soles a algún local y que les permita usar su tarjeta.

Para recorrer el centro histórico de Lima deben bajarse en la estación Jirón de la Unión, pero si no se atreven a hacer el recorrido solos, pueden agendar un tour gratuito en Booking (al final del tour es recomendable darle al menos 20 soles de propina al guía). Los llevarán a conocer el Palacio de Gobierno, la Catedral de Lima, la Basílica de San Francisco, el palacio Torre Tagle y el museo de la Literatura. Estos recorridos suelen durar de tres a seis horas y les permitirán familiarizarse con el casco histórico para luego explorarlo con más tranquilidad. La entrada a la Catedral y a las catacumbas de la Basílica de San Francisco cuesta entre 10 y 15 soles.

¡Por ningún motivo se pierdan el cambio de guardia en el Palacio de Gobierno! Ocurre poco antes de las 12 y dura aproximadamente una hora.

Si buscan vida nocturna, no hay mejor lugar que el distrito Barranco. ¡Está lleno de restaurantes, bares y pequeñas salas de exposiciones! El puente de los suspiros es de los puntos más visitados; dicen que si lo ven por primera vez, deben pedir un deseo y cruzarlo sin respirar para que se cumpla. Yo lo ví, respiré, crucé y cinco horas después ¡mi deseo se cumplió!

¿Dónde comer en Lima?

Conocida como la capital gastronómica de América, Lima está llena de restaurantes que ofrecen exquisitos platos.

Mi recomendación: Tanta, La Popular, Panchita, Barrio y La Lucha. ¡Disfruten la chicha morada y el arroz con leche con mazamorra!

 

¿Quieren conocer la periferia? 

¡PerúHop es la opción! Buses absolutamente puntuales, seguros y con guías capaces de responder cualquier pregunta. Cada tour cuesta entre 60 y 100 dólares. Yo visité la península de Paracas, disfruté de la música local a orillas de la bahía, tomé fotos increíbles en la Reserva Nacional, vi un montón de leones marinos en Islas Ballestas y luego me fui a recorrer túneles de esclavos en la hacienda San José en Chincha.

 

Visiten Lima y déjense envolver por su magia. ¡Siempre querrán volver!

Leave a comment

Send a Comment