Reencuéntrate con tu poder original. Lilith te ayudará ¿sabes cómo y por qué?

Reencuéntrate con tu poder original. Lilith te ayudará ¿sabes cómo y por qué?

En astrología Lilith es el punto más alejado de la órbita lunar (Matriz-Eva), por eso también es llamada la Luna Negra. Esa  particularidad de contraposición le otorga atributos contrarios al prototipo de la Mujer Lunar (madre dadora y protectora). 

 

En el tema natal astrológico, Lilith permanece oculta en la sombra de la casa y el signo que habita, hasta que algún planeta personal se pasee por allí, despertando su espíritu rebelde, transgresor, de gran poder sexual, creador y magnético.

 

El único peligro que presenta Lilith cuando se activa es no ser reconocida e integrada; pues entonces queda atrapada en el subconsciente y representada en los personajes de nuestro entorno, actuando de forma desagradable, creando una terrible distorsión en nuestras relaciones interpersonales, hasta que llevemos este caos a una verdadera reflexión interior.

 

Para el psicólogo Carl Jung, la sombra está compuesta por los aspectos desconocidos o reprimidos de nuestra personalidad, que mientras permanezcan en la oscuridad, pueden convertirnos en sus esclavos.

 

En estos momentos de transición hacia grandes cambios planetarios, Lilith está resurgiendo de su zona oscura para ocupar un lugar visible en el colectivo humano, exhibiendo sin filtros el dominio mental en el que permanecemos sometidos. Esta es una de las buenas razones para atrevernos a comprender este modelo primigenio. Pero antes revisemos lo que “se dice” de su historia:

 

Esto está escrito en la biblia hebrea, en el Génesis 1:27 (“Genes de Isis» ¡atención a esto!)  «Y Dios creó al hombre a su imagen y semejanza; lo creó a la imagen de Dios, los creó varón y mujer. 1:28. Y los bendijo, (…).»El varón se llamó Adán y la mujer Lilith.

 

Lilith, la primera mujer y Adán, el primer hombre, estaban hechos con «barro» e insuflados de “aliento de vida” el mismo día y de la misma manera, deberían tener los mismos derechos. Pero al parecer no fue así, porque el mito cuenta que Adán pretendió estar por encima de Lilith,hasta en la posición sexual, de lo que Lilith se cansó, se rebeló y se lo reclamó directamente.

 

Adán le fue con el chisme a Dios (Deux Pater= Zeus) y este trató de convencerla de que se sometiera a los deseos del hombre y le hiciera caso, pero Lilith quedó desconcertada, no le cabía en su pureza matricial que tuviese que subordinarse a un igual. 

 

Al parecer tampoco había una “Deux mater”, una Madre con quien hablar estos temas sensibles. Me imagino que habría sido todo un lío para los manipuladores de la historia reconocer el aspecto femenino de la creación. 

 

Un día Lilith, cansada de las órdenes de Adán, que ella nunca cumplía, y de las presiones de Deux Pater, decidió que el Paraíso ya no era tan divertido y simplemente se fue, sin penas, ni culpas, ni remordimiento, ya que el pecado todavía no había sido inventado.

 

Pero Adán estaba ahora en una gran soledad y tristeza, porque esa mujer era su compañera desafiante y juguetona a la que extrañaba mucho. La depresión de Adán conmovió a Deux, entonces quiso darle una compañera menos «independiente» y no se le ocurrió otra cosa que dormirle y arrancarle una costilla para crearla.

 

Génesis 2: 18. Después dijo el Señor Dios: «No conviene que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada». 2:22 (…), con la costilla que había sacado del hombre, el Señor Dios formó una mujer y se la presentó al hombre.  El hombre exclamó: ¡Esta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne! Se llamará Ishah (varona en hebreo), porque ha sido sacada del Ish (varón en hebreo)».

 

La historia bíblica evidentemente fue una copia manipulada de los mitos de las antiguas religiones matriciales. Vemos en diversas culturas antiguas Diosas tipo Lilith como: Isthar, Innana, Kali, Hecate, Meztli y muchas más que las “nuevas religiones” demonizan en sus biblias y en las cabezas retorcidas de sus líderes patriarcales. La única evidente razón es el miedo al poder sexual y de atracción femenino, su capacidad para ser independiente, creativa, multifacética, con gran intuición y conexión con la madre naturaleza con la que tenían una comunicación especial que las convertía en sanadoras, creadoras de abundancia para las tribus y sobre todo seres autónomos y libres.

 

Mi intuición Lilith me dice lo siguiente: con los Genes de Isis (Génesis) mezclados con las costillas de Adán, crearon el prototipo “Eva-varona” sumisa para que el varón no estuviera solo, pero sobre todo para que las Evas les siguieran como perritas falderas a los adámicos, deseándoles fervientemente y creyendo que sin ellos no son nadie.

 

Por suerte, Lilith en su camino de mochilera por el Mar Muerto, Mar Rojo y el mismo inframundo se encontró con la Deux Mater, la Madre Tierra que le convirtió en una gran Chamana, tan poderosa como el mismo “Deux Pater”. Por eso al enterarse de los planes de crear a las sometidas varonas con sus genes y los de Adán, se ingenia un plan para el futuro de la humanidad.

 

Sabemos, porque la misma biblia lo dice, que Lilith (lilu “ave nocturna”), se podía convertir en Lechuza, entonces también podía transfigurarse en la famosa serpiente que dio a probar la manzana a Eva. Por cierto, que en el antiguo lenguaje de los sabios Druidas, el Paraíso, nombrado Avalón, significa isla de las manzanas; manzana es Aval: dar valor, validar, acreditar. Justamente lo que susurró Lilith a Eva fue que comer el fruto prohibido les haría saber el “valor de ser Dioses y Diosas” crear como tales en la tierra.  

 

Así fue que al prototipo Eva le achacaron “el pecado original” al probar el “Aval-manzana”, que de hecho le gustó, le dio al marido y se corrió la voz en secreto, hasta que ahora, en la Era de Luz y tecnologías cuánticas acuariana, es que estamos comprendiendo masivamente algo de eso que dijo Lilith-serpiente: que somos creadores de nuestra propia realidad, que vivimos una simulación proyectada desde el inconsciente a la que llamamos vida, y que hay unos «Dioses» que saben esto y nos mantienen como a Lilith en la oscuridad, hasta que seamos capaces de despertar de ese soporífero sueño que nos legaron. 

 

Mis experiencias propias y con clientes respeto a “Lilith media” astrológica es que cuando te toca en tu carta natal, lo hace de una forma tan intensa-hipnótica-atrayente que no la puedes evitar.

 

Tentados por lilith-serpiente podemos decidir comer la manzana o seguir durmiendo en la ilusión, en la que nos creemos más santos y santas que los demás porque seguimos las imposiciones de la sociedad patriarcal a la que hemos cedido todo nuestro poder, y en consecuencia criticamos, rechazamos, vivimos la dualidad con extremismos diferenciales y juzgamientos. 

 

Desde esta ciega ignorancia en la que actuamos, tarde o temprano saldrá lo peor de nosotros mismos proyectado en alguien más o en la misma sociedad hasta que despertemos del letargo en el que el mito del “Deux” antiguo nos mantiene.

 

La Astrología presenta una manzana, un aval de valor, un permiso de autoconocimiento de nuestro rechazado poder creador. Lograr integrarlo nos permite construir nuevamente el “cielo en la tierra”, el Paraíso que fue el plan original y que dejamos contaminar por nuestros miedos, dudas, culpas, desvalorización y dualidades tan absurdamente propulsadas.

 

Por mi parte, voy a colaborar con Lilith en esta tarea de despertar conciencias a través de lo que se hacer: comunicar lo que voy comprendiendo desde la astrología, ofreciéndoles las claves para conocer la Lilith colectiva del cielo actual y las personales en sus casas-signos para que cada quien vaya comiendo su manzana de valor, reconociendo sus sombras y convirtiéndolas en luces.

¡Hasta la próxima! 

Leave a comment

Send a Comment