¿Se puede ganar la guerra en contra de la depresión?

¿Se puede ganar la guerra en contra de la depresión?

Yo me convertí en Desperatemom después de sufrir de depresión posparto, y darme cuenta de la poca información que tenemos las mujeres en general acerca de este tema (embarazadas o no). En los Estados Unidos a las mujeres embarazadas les hacen pruebas para descartar que sufran de diabetes gestacional, sin embargo nunca se le realizan pruebas para detectar la depresión postparto una vez que dan a luz, a pesar de esta condición ser mucho más común y peligrosa que la diabetes gestacional.

Así que hoy vamos a hablar de depresión pero de la que yo sé, porque la sufrí, que es la depresión posparto.

Cuando yo sufrí de DPP tuve un largo camino que recorrer hacia mi recuperación por el hecho de tener miedo a vocalizar lo que me estaba pasando y sobre todo aceptar que estaba sufriendo de una condición mental. Luego de mucho análisis de la razón de mis miedos llegue a la conclusión de que la sociedad nos ha formado teniéndole terror a todo lo que este relacionado a enfermedades mentales/emocionales, tratándolas como un tabú, así como decimos nosotros “caca, eso no se toca”. Toda persona que sufra de depresión, ansiedad o algo parecido esta loca a los ojos de la sociedad.

 

El primer error de la sociedad

Pero no solo se trata de esta manera a las enfermedades mentales, también nos han criado para pensar que los sentimientos “negativos” como tristeza, rabia, ira, cólera, dolor, indignación, luto, etc, son malos, no se deben vocalizar, son sentimientos que no deberías sentir y debes deshacerte de ellos lo más rápido que puedas cuando los sientas.

Hoy en día con esta moda del positivismo, es mucho mas difícil para alguien pueda expresar algún tipo de sentimiento negativo, muchísimo menos hablar de depresión. Ahora, esta gente que vive como en una nube de felicidad tampoco es real, les pido que no se coman ese cuento y vean que cuando una persona critica las enfermedades mentales, o dice que no deberías llorar porque es una perdida de tiempo, o habla de la gente que se suicida como gente “egoista” por no pensar en los demás, es porque esta MUY des-informada acerca del tema.

Los sentimientos TODOS, deben asumirse y canalizarse correctamente. Reprimir estos sentimientos “negativos” nos lleva a desarrollar peores conductas en el futuro e incluso pueden llevarte a desarrollar enfermedad crónicas; gastritis, migrañas, etc. O afectar ciertos órganos de manera contundente.

Nadie puede ir por la vida siendo un manojo de felicidad los 365 días del año, pero tampoco podemos estar molestos o tristes todo el tiempo. Los sentimientos “negativos” son tan necesarios como los “positivos” y tenemos que tener un balance con ambos. (les recomiendo ver la película Inside-out si no la han visto para que entiendan mejor lo que quiero decir, es una película para niños pero en realidad es muy educativa para toda la familia)

Y entonces cuando descubrimos que nuestra mente no esta en el sitio correcto, que sufrimos de depresión, o ansiedad, tenemos ataque de pánico, nuestra primera reacción es esconderlo, y luego tratar de dejarlo de sentir así como por arte de magia y les digo desde ahora y con toda la certeza, eso no sucede. Esa batalla la vas a peder.

 

Y ¿de dónde viene la depresión posparto? 

(ojo, yo no soy médico, pero esto fue todo lo que aprendí en mis 8 meses de terapia y siento que es mi deber compartir con ustedes)

Una de las primeras cosas que tenemos que saber de la depresión es que una vez que sufres de ella NO se cura, pero no se me alarmen todavía, vamos a hablar de eso más adelante. En el caso de la depresión posparto es algo que se suscita por cambios de los químicos en el cerebro que se llevan a cabo en las próximas 24 horas después de dar a luz. El cuerpo de la mujer pasa de tener una cantidad de hormonas muy elevada a una cantidad muy baja en tan solo 24 horas, cuando el cerebro no maneja de manera “adecuada” estos cambios sucede la depresión posparto.

 

Nota: Si ustedes les preguntan a su OBGYN por la depresión posparto y nos les da información y simplemente les dice que no se preocupen por eso, cambien de medico 😉

 

Yo supe inmediatamente que estaba sufriendo de DPP, sin embargo me embarque en una batalla conmigo misma durante 8 largos meses, en donde trate por todos los medio de no sentirme triste, deprimida, con rabia, o ninguno de esos sentimientos “negativos” que se supone que debemos esconder, ¡y menos después de tener un bebé! ¿No se supone que tener un bebe es el momento más mágico de tu vida?…

Iba a trabajar, me hacia faciales, iba el gym, tomaba vino con mis amigas, salía en citas con mi esposo, pero NADA de esas recomendaciones de la gente me hacia sentir mejor. Y es que claro, cuando uno dice que esta triste lo primero que te dicen es “pero no este triste” así como si eso fuera un switch que uno de pasa, como si pudieses prenderlo y apagarlo. Y luego la gente te manda a comer chocolate y a hacer ejercicio para generar endorfinas, porque como dice Elle Woods “las endorfinas te hacen feliz”

Pero la realidad es que la depresión no es un estado de tristeza temporal; es una enfermada y como tal hay que tratarla con un especialista.

 

Luego de vivir una experiencia bastante mala, entendí que la única manera de ganar esta guerra era traer refuerzos; TERAPIA. 

 

Como les comente antes la depresión NO se cura, pero SI se controla.

La terapia fue mi salvación, literalmente. Yo pase 8 meses no solo recuperándome pero aprendiendo un montón de cosas acerca de mi misma, mi herencia familiar, de las emociones, técnicas para controlar los ataque de ansiedad, y también informándome muchísimo acerca de lo que son las enfermedades mentales en general.

Aprendí un montón de cosas pero lo más importante fue que “desaprendí” un montón de otras;

“Desaprendí” a tenerle terror a los sentimientos “negativos”: hay que manejarlos, expresarlos de la manera correcta y sentirlos fuertemente porque son necesarios para limpiar la mente y el espíritu.

  • “Desaprendí” que hablar de depresión es malo: La depresión y la ansiedad son enfermedades como cualquier otra, hablar de depresión debería ser tan normal como hablar de una gripe, o de cancer. No hay nada malo en ellos y muchas más personas de las que imaginas a tu alrededor las sufren en silencio. Hablar de ellos les da poder a estas personas y probablemente las motive a compartir su experiencia.
  • “Desaprendí” a tildar a la gente de “loca” por ir a terapia: La realidad es que después de ir a terapia pienso que TODO EL MUNDO debería asistir a terapia por lo menos una vez al mes. Nadie sabe la cantidad de toques técnicos que padecemos y no tenemos ni la más minima idea de dónde vienen y algunas veces hasta pensamos que son normales. No sabemos el grado tan grande en que nuestra vida ha sido afectada por estas cosas que no entendemos pero preferimos ignorar.
  • “Desaprendí” que la terapia es mala: Por todo lo que les dije anteriormente. La terapia salvó mi vida, mi trabajo, mi matrimonio y mi futura relación con mi hijo. Es una herramienta invaluable y, de hecho, sigo yendo de vez en cuando porque siento que todavía tengo cosas que arreglar.

 

¿Quieren un consejo no deseado? Organicen un Plan Posparto

Si alguien me pregunta cuál seria mi mejor consejo para una mujer embarazada por primera vez es que hagan un Plan Posparto. NO, no es un plan de parto, el bebé va a llegar como la naturaleza lo dicte al final del día, por mucho que queramos que sea natural, o en agua, o con partera en casa, la naturaleza tiene su curso y lo va a seguir encontrar de nuestra voluntad. Como dice Elsa, LET IT GO, LET IT GO.

Nosotras pasamos mucho tiempo planeando la venida del bebe y se nos olvida que con ese bebe viene una nueva mujer que nace el mismo día y se merece ser tratada y atendida tanto como el bebé.

Planear el posparto incluye:

 

  • Infórmate acerca de todo lo que pasa después del parto: para un momento de buscar el mejor coche y la silla carro más costosa que puedas encontrar y concentrate en buscar información acerca de lo que puede pasar contigo; las consecuencias del parto, como puedes reconocer síntomas de DPP o Postpartum Psychosis, ten a la mano el teléfono de un terapista al que puedas recurrir en caso de que te sientas mal, como alimentarte correctamente, que ejercicios debes hacer para poder recuperarte, incluso hasta compra ropa que ponerte (ya que probablemente tu ropa no te va a quedar) que no te haga sentir como si todavía estuviese embarazada… TU TAMBIÉN IMPORTAS. El bebé te necesita bien para poder cuidar de él así que piensa que esto no lo haces solo por ti, sino también por el bienestar de tu familia.
  • Planear financieramente: regresar a trabajar por necesidad sufriendo de DPP no es lo más divertido del mundo (y se los digo con propiedad). Planea tener los recursos financieros suficientes para poder quedarte en casa por lo menos 6 meses, es lo mínimo que necesitas para recuperarte realmente de un parto y compartir con tu hijo.
  • Planea tener ayuda: ninguna mujer recién dada a luz debería estar sola con un recién nacido. No quieres ser super mujer cuando te estas metiendo en una situación que no conoces y que es MUY DURA. Planea tener ayuda ya sea de un familiar o una nanny pero evita en la medida de lo que puedas quedarte sola con el bebé. Vas a necesitar tiempo para hacer las cosas más básicas y no lo vas a tener si no tienes ayuda.

 

La respuesta a la pregunta inicial de este texto es: SI. En la mayoría de los casos si se puede ganar la guerra contra la depresión pero debemos tener la voluntad y las herramientas adecuadas para poder batallar contra ella.

Cuídate por ti, por tu hijo y por tu familia. Como mi esposo siempre dice: “Si mamá esta bien, todos estamos bien”

Leave a comment

2 Comments

  1. «Hoy en día con esta moda del positivismo, es mucho mas difícil para alguien pueda expresar algún tipo de sentimiento negativo, muchísimo menos hablar de depresión.» ….!!!! Estoy totalmente de acuerdo. Me gusto este artículo! Amazing job Yomi

Send a Comment