#SerieDiosas Venus de Laussel: La Diosa de la Fertilidad

#SerieDiosas Venus de Laussel: La Diosa de la Fertilidad

¡Llegó el día más largo del año! Y con él alcanzamos el máximo pico de energía. Esta fecha se da el 21 de junio en el Hemisferio Norte y el 21 de diciembre en el Hemisferio Sur, aproximadamente.

Es el momento del año donde la posición del sol hace que la luz del día alcance su máxima duración y la de la noche su mínima, y se lo conoce como Solsticio de Verano o Litha, que en latin se refiere a los meses de junio y julio en tiempos ancestrales.

Con más luz solar, salimos más, absorbemos más energía solar, vitamina D y naturalmente nos sentimos más empoderadas; y con más fogosidad para alcanzar los objetivos que planteamos en las oscuridades del invierno y empezamos a ver nacer en Primavera, o al menos a sentir su pulsión por nacer.

Lo que celebramos en el Solsticio de Verano es la luz en su colosal esplendor y poder. Se iluminan los deseos y contamos con las herramientas para llevarlos a cabo. La vida en su supremo punto energético, el Verano siempre nos da esta sensación de libertad y liberación que ruega por expresarse en el cuerpo.

Claramente, esto no sólo nos pasa a los seres humanos, vemos este esplendor por donde quiera que miramos, en las flores y plantas, animales, todos bailando sincrónicamente al son de la energía del momento.

La diosa que elijo para que nos inspire en este momento es la Venus de Laussel. Esta Venus fue tallada en la Era Paleolítica, hace más de 25.000 años, en la cara de un bloque de piedra caliza. Fue encontrada en la cueva de Laussel en el Valle del Dordoña de Francia.

Es una mujer de exuberantes pechos y muslos, tiene el pelo largo y con una mano en su vientre sugiere estar embarazada. Sostiene en su otra mano un gran cuerno con la forma de una luna creciente, muchas veces referido como el “cuerno de la abundancia” ya que tiene 13 marcas que indicarían los ciclos menstruales y su sincronicidad con los ciclos lunares.

Todo en ella sugiere abundancia, poder femenino, una mujer que está a cargo de su fertilidad, que está conectada con su naturaleza y con la magia de la luna que nos guía. Una mujer tan exuberante sólo puede infundir firmeza, pujanza, resistencia, vida, dinamismo. Una mujer que nos impulsa a recorrer los caminos necesarios para cumplir con la misión que nos propusimos en nuestra vida.

Propongo evocarla en esta época, donde como una mujer embarazada, todas nos sentimos con vida adentro, con energía expansiva y creativa, para redireccionar nuestras fuerzas y cumplir nuestros sueños. Puedes pintarla, imprimir una imagen de internet, o traer cualquier elemento que te recuerde a ella a la vista, flores, más plantas, agua, lunas, ¿en qué pensaste primero?

Rituales:

Todos los rituales para esta época tienen que ver con salir a la naturaleza, especialmente a ver el sol nacer o atardecer. Investigaciones han demostrado que hasta los osos paran de hacer lo que están haciendo y suben la montaña para contemplar el sol bajando por el horizonte.

1- Si logras ver un amanecer o atardecer, trae a la conciencia todo lo discutido hasta ahora y trata de asociarlo a tus propias experiencias y a las emociones que estás transitando. Deja que los rayos de luz te envuelvan hasta lo más profundo y te ayuden a sanar lo que sea necesario.

2- Trae a la conciencia ¿qué te propusiste en invierno y se está manifestando ahora? o ¿qué faltaría que hagas para que se manifieste?

3- Haz una lista de las cosas que agradeces. Este es un momento de experimentar la vida en su total esplendor, ¿qué cosas buenas te han sucedido? Sólo por ahora enfócate exclusivamente en lo positivo y agradece al universo o a tu ser superior.

4- Si te gusta el tarot, puedes hacer una tirada de 3 cartas. Para esta tirada tendrías que dividir el mazo en arcanos mayores, figuras y arcanos menores. El arcano mayor te indicará qué energía importante estás transitando. La figura te representará a vos misma en este momento sagrado y el arcano menor, en qué área de tu vida tendrá más impacto esta celebración.

5- Si tienes cristales, también es un momento muy poderoso para cargarlos con luz solar, ¡que es protectora, senadora y revitalizante!

¡Cuéntanos los resultados!

Camila Carbone

Leave a comment

Send a Comment