#SerieDiosas

#SerieDiosas

Hécate: La diosa de los caminos 

 

Acercándonos al solsticio de invierno (Diciembre 21 en el hemisferio norte) quería presentarte a Hécate, la diosa griega de los caminos, del submundo, de las partes profundas y menos aireadas de nuestro inconsciente. 

Ella es la bruja mala de las películas, pero quería contarte la verdadera historia de este arquetipo al que tanto nos hace falta amigarnos.

El concepto de arquetipo fue creado por el psicólogo suizo Carl G. Jung y se refiere a un molde o modelo a seguir. Cuando seguimos estos patrones de respuesta de forma consciente, elegimos el que más necesitamos en cada ocasión dada. Por otro lado, cuando lo hacemos de forma inconsciente, aplicamos algunos arquetipos que aprendimos de pequeños para todas las ocasiones que se nos presentan en nuestra vida. Convengamos que los chances de que sea junto el que necesitamos son bastante acotadas.

 

Uno de los arquetipos que más rechazamos es el de Hécate, porque ella rige el mundo de la muerte y las oscuridades. ¿Quién no tuvo miedo a la oscuridad cuando era chico? ¿Miedo a los monstruos o brujas? A todos nos toca de alguna manera u otra. Pero si entendemos que Hécate es parte de nuestra misma esencia y que ignorarla no hace que desaparezca, empezamos a darnos cuenta el porqué es tan importante honrarla y reconocerla. 

 

Hécate representa la noche, la luna nueva, el invierno, la vejez y la menopausia. Si lo vemos desde el lado de los ciclos de la naturaleza, podemos fácilmente entender que no hay noche sin día ni invierno sin verano, tampoco hay vejez sin juventud y mucho menos menopausia sin menarquía.

 

Miranda Gray, autora del libro Luna Roja, dice: El término «bruja» se utilizaba para describir a la mujer cuyo ciclo menstrual ya había acabado, y se creía que en esta fase de su vida las mujeres absorbían la sangre de su propia menstruación todos los meses y en consecuencia se adueñaban de la creatividad, la magia y la claridad mental que ese flujo les proporcionaba.

 

No importa en qué fase de la vida estés, puedes acceder a tu creatividad, magia y claridad mental cada luna nueva, cada invierno. Suena genial, pero ¿cómo? Toca buscarla, encontrarla y abrazarla. Y para esto te propongo un ritual súper poderoso.

 

  1. A mi me gusta empezar cualquier ritual eligiendo un lugar cómodo, ahora que es invierno probablemente sea en mi departamento, en mi rinconcito en el suelo con almohadones. Me resulta indispensable perfumar el ambiente con alguna esencia, siempre natural, como aromatizadores de aceites esenciales o ahumar con palo santo. Conviene siempre sentarse con la columna recta, para tener mayor capacidad pulmonar, cerrar los ojos y respirar profundo. Sentir el aire fresco entrar y el aire tibio salir por las fosas nasales. Aquietarse al ritmo de alguna musiquita suave.
  2. Ahora tómate un momento para escribir sobre tus miedos, sácalos afuera, airéalos, déjalos en el papel haciendo una lista. A mi por ejemplo, me dan mucho miedo las enfermedades terminantes. Al punto que no puedo ni ver películas que tratan sobre eso. Naturalmente miedo a enfermedades terminantes encabeza mi lista. Una vez que hayas terminado, no tienen que ser todos tus miedos, por ahora con reconocer los más importantes basta, cierra los ojos nuevamente. 
  3. Imagina que desciendes una escalera y que escalón tras escalón te acercas a un sótano. Está oscuro y da miedito, pero recuerda que Hécate te está esperando para ofrecerte un consejo. Entra, búscala, mírala a los ojos. Recuerda tu lista, imagina que a ella le ha sucedido cada una de las cosas que más temías. Ella es la diosa de los caminos, ya pasó por donde tu estás y puede guiarte con su sabiduría. Permanece unos segundos más mirándola. Permite el silencio, fíjate si aparece algo; una palabra, un mensaje. Su consejo no tiene que ser necesariamente con palabras, puede ser un sonido, una sensación, un objeto. Ella es la sabia de las encrucijadas, sabe qué camino debes tomar. Por eso enciende su farol para iluminarte. No te preocupes si no aparece nada, el hecho que hayas ido a visitarla cuenta increíblemente.
  4. Cierra el ritual imaginando que vuelves a ascender la escalera, abre los ojos e inspira bien profundo, en la exhalación agradece y termina el ritual.

 

Te propongo también que dejes una imagen de ella, o algo que la represente, visible en alguna parte de tu casa este invierno. Puedes imprimir esta pintura que hice yo, alguna de internet o mejor aun pintar tu propia Hécate. Cada vez que la veas agradécele por ser parte tuya, su oscuridad, tu oscuridad permite también que exista tu luz.

 

Me encantaría que después de leer esta nota o después de hacer el ritual compartas tu experiencia con el resto de la comunidad Mujer Lilith. También si ya tienes tus propias formas de comunicarte con tu Hécate, puedes enriquecer esta información y entre todas apoyarnos y guiarnos en este camino. ¡Gracias!

Leave a comment

4 Comments

  1. Me encantó!!! Guau cuando lo iba leyendo me iba imaginando todo y me llené de sensaciones… lo voy a hacer después bien conectada a ver qué pasa. Gracias por traernos luz para poder abrazar la oscuridad ♥️

    1. Linda! En Argentina se celebra el Solsticio de verano. La diosa que elijo para representar este momento es Venus. Es tu momento de brillar!

  2. Muchas gracias!!! Me encantó!! Lo tendré presente para nuestro invierno….
    Y para los que vivimos en el hemisferio Sur, que Diosa nos representa en este solsticio??
    Muchas gracias nuevamente ?

    1. Hola Marina! Para el hemisferio sur, que están festejando el Solsticio de verano, elegiría a Venus, la diosa griega del amor, la belleza y la sensualidad. Afrodita, para los romanos.

      El solsticio de verano marca el punto de máxima luz del año, el día más largo, simbólicamente es el pico de energía, de éxtasis y de fertilidad. Por eso elijo a Venus, ella no es una diosa virgen, adolescente y sin experiencia. Representa la máxima concentración de energía femenina, igual que el verano, la luna llena y la fase de ovulación.

      Aprovechen para estar afuera, en la naturaleza, conectar con la tierra, honrar al sol y ver atardeceres.
      A partir de este día, los días se harán más cortos, no dejen pasar esta oportunidad!

Send a Comment