Una mamá desesperada en tiempos de #Coronavirus: El lado positivo del encierro.

Una mamá desesperada en tiempos de #Coronavirus: El lado positivo del encierro.

Empecemos por decir que NADIE se esperaba vivir una situación como esta, por lo menos yo no. En mi caso creo que confiaba demasiado en los avances tecnológicos y de la ciencia y decía “no vale, yo no creo que el Coronavirus llegue a convertirse en pandemia” pero la verdad es que nuestros países y sus líderes están en pañales con respecto a las respuestas ante estas situaciones. 

 

A mi me agarró toda esta situación como dirían vulgarmente “con las pantaleticas en el suelo” por confiada. Cuando todo este tema comenzó JAMÁS me imaginé que íbamos a pasar uno o dos meses en casa encerrados con Damián, que tendríamos que vivir con 40% menos del sueldo que regularmente tenemos, que pasear por la calle se iba a convertir en un lujo que nos nos podemos dar, que iba a extrañar tanto manejar, que me iba a volver una experta en la cocina o que íbamos a tener la casa más organizada y limpia que en toda nuestra vida. 

 

Hay muchas cosas para las que no estaba preparada pero definitivamente para la que menos que menos estaba preparada era para entretener a Damián mientras estamos en casa por tanto tiempo. 

 

¿Y ahora qué hago?

 

Yo entré en todo este tema de la cuarentena tipo #positivaresponsable y con la mejor actitud del mundo porque al final del día es mi hijo, y ¿qué tanto voy a necesitar para entretenerlo? Si sus maestras pueden yo puedo… Luego de solo cuatro días en cuarentena me di cuenta que las maestras deberían ser los seres mejor pagados del planeta.

 

Mi esposo y yo trabajamos full-time, Damián está acostumbrado a estar en un daycare desde que tiene dos meses y medio, y nosotros estamos acostumbrados a simplemente jugar y leer libros con él en las noches y los fines de semana llevarlo a museos, a caminar por ahí, jugar fútbol, etc. Nunca nos hemos preocupado por hacer cierto tipo de actividades con él, como las que hacen en el colegio y para ser más honesta, ni siquiera sabemos cuales son. 

 

Lo máximo que habíamos pasado con Damián en la casa era una semana seguida en las vacaciones, y con la posibilidad de ir a donde queríamos; parques, playdates con amiguitos, a comer por ahí y pare de contar. Nunca totalmente encerrados en la casa. 

 

Se me acabaron las opciones en 3 días

 

Muy lejos de tener miedo porque alguien me critique por esto, quiero que sepan que muchas mamás están en la misma página que yo. Tener a los chamos en casa sin posibilidad de salir con ellos es DIFÍCIL y está bien decirlo, las mamás necesitamos ventilar. No importa la edad, si tiene 2, 8 o 16; lidiar con el encierro cuando todos estamos acostumbrados a la libertad es duro. 

 

Mi esposo y yo estamos, gracias a Dios, trabajando desde la casa, lo que quiere decir que no estamos a la disposición de Damián durante 8 horas o más al día de lunes a viernes para entretenerlo ni jugar con él. Lo que quiere decir que Damián tiene que entretenerse solo mientras nosotros trabajamos, y cuéntenme ustedes si es difícil que un niño de 8 o 9 años lo entienda ¿cómo rayos se los explicas a uno de 2 y medio?

 

Darte cuenta que no sabes como entretener a tu propio hijo es más duro todavía. Yo comencé con pequeñas actividades; pintura, colorear, playtime con sus juguetes, burbujas en el balcón (porque vivimos en un apartamento y no tenemos patio) en fin, todo lo que teníamos en la casa y se me podía ocurrir. Pero Damián se comenzó a aburrir de hacer lo mismo todo el tiempo MUY RÁPIDO. En la medida que podemos, lo sacamos a dar vueltas por nuestra casa que es un complejo cerrado y tiene muchas caminerías, caminamos por unos 40 min y volvemos. Pero nada es suficiente. 

 

¿Y tu no tienes Ipad?

 

No, nosotros no tenemos Ipad y tampoco le damos el celular a Damián para que juegue y decidimos mantener esa política durante la cuarentena. Pero y ¿la televisión? ¡AH! La televisión… ¿Quién aquí no creció viendo televisión y está perfectamente sano? (o cree uno que está sano) Si hay algo que ha hecho Damián durante estos días ha sido ver televisión que que es tan malo como estar pegado a un celular o a un Ipad, sin embargo díganme ustedes ¿Qué más hago si ya lo he intentado todo y necesitamos trabajar? 

 

Obvio que como buena madre que se respeta la culpa te embarga cuando tienes que hacer cosas que siempre dijiste que no ibas a hacer, pero dentro de todo esto la cuarentena nos ha enseñado muchas cosas.

 

TODO tiene un lado positivo

 

Lo mejor que podemos hacer como padres es transformar lo negativo en positivo y tratar de hacer de estos días lo más amenos posibles para todos en casa. Aprender y ver toda esta situación como una oportunidad. Aquí les dejo algunas de las enseñanzas que nos ha dejado el Coronavirus:

 

  • Una nueva perspectiva de la maternidad: A mí que siempre he trabajado y nunca realmente he estado con mi hijo en la casa fija me ha ayudado a entender a las madres que se dedican a cuidar a sus hijos exclusivamente. Cuando una persona le dice a una mamá que no trabaja que ella no hace nada, no tiene ni la más mínima idea de lo que habla. Quedarse en la casa con los niños es tan duro como salir a trabajar y requiere quizá hasta de una mayor energía.
  • A no juzgar tan duro: Ahora que Damián pasa una buena parte del día viendo tele para que nosotros podamos trabajar, entendemos por qué las mamás que se quedan en casa hacen lo mismo para poder descansar 5 minutos o encargarse de las cosas de la casa. También entendemos que cada familia es un mundo y cada mundo se maneja como mejor le funcione a sus habitantes.
  • A ver el lado positivo a todo: al principio escuchaba a muchas mamás quejándose de tener que estar en la casa con los niños. Yo particularmente ahora le doy gracias a Dios de poder pasar más tiempo con Damián, ya que el trabajo no me lo permite regularmente,  y aprender mucho más de él y su comportamiento. Poder tener a mi familia cerca, sana y salva durante estos momentos es una verdadera bendición.
  • Que soy más creativa de lo que me imaginaba: si bien Damián se aburre, hemos encontrado diferentes maneras de entretenerlo y nos hemos organizado de manera que ambos podamos trabajar, encargarnos de él al mismo tiempo y crearle una rutina de cuarentena que nos funcione a los tres. Y si se sale de la rutina un día pues, NO PASA NADA.
  • Descubrirme como mujer: En los tiempos de crisis las mujeres descubrimos que somos más capaces de lo que creíamos, de hacer cosas increíbles de lo que jamás imaginamos. En este momento donde tenemos tiempo de sobra en nuestras manos me he dedicado a hacer introspección y descubrir esa parte de mí que jamás pensé que poseía. De darle solución a los problemas que no pensábamos que podíamos llegar a tener. Si estás pasando por una crisis quiero que sepas que ERES FUERTE, y la solución está en tus manos. 
  • Que podemos estar unidos en la distancia: una de mis amigas propuso tener reuniones diarias en las noches con el grupo de mamás para hablar, compartir información y reírnos un poco de nosotras mismas y cómo tener a los chamos en casa nos ha cambiado. La tecnología nos ha regalado poder comunicarnos seguramente desde nuestras casas con nuestros seres queridos como los abuelitos de Damián, quienes son razón también por la cual nos quedamos en casa; para protegerlos a ellos. 
  • La situación es temporal: y tenemos que adaptarnos. Si es verdad que tenemos momentos de ansiedad y depresión porque no es una situación normal y nuestra generación no ha estado ni cerca de vivir algo parecido, pero siempre tenemos que pensar que es temporal, que va a pasar y apoyarnos en las cosas positivas que nos está dejando.
  • A ser más agradecidos: entendemos que somos bendecidos de poder trabajar desde la casa cuando mucha gente va a perder su sueldo durante esta situación. Mucha gente no tiene la posibilidad de quedarse en casa porque se ven obligados a trabajar para poder comer y están expuestos al virus. Muchas personas han perdido la vida y nosotros seguimos sanos y juntos en familia. Hay que ser agradecidos. 

Para finalizar esta cuarentena nos ha regalo unirnos como familia. En estos tiempo de Coronavirus quiero que sepan que todas las mamás pasamos por lo mismo, y si tú estás en la misma que yo, te digo que NO ESTAS SOLA. Somos muchas las que estamos haciendo ajustes y aprendiendo cosas durante esta situación totalmente irregular que nos tocó vivir y que parece que va a durar mucho más. 

 

Cuídense, quédense en casa si tienen la posibilidad de hacerlo, “no hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resista”.

 

Mente y actitud #positivaresponsable.

Leave a comment

1 Comment

Send a Comment